Foro de debate Tema 3

Necesidad de las actuaciones educativas

 
Picture of Vicente Garcia Peña
Necesidad de las actuaciones educativas
by Vicente Garcia Peña - Sunday, 14 October 2012, 9:07 AM
 

Sin lugar a dudas, la labor del docente es una de las más complejas que existen. En primer lugar, sobre las actuaciones de los docentes comprometidos con sus alumnos recae buena parte de las posibilidades y oportunidades futuras de aquellos que están bajo su responsabilidad y, por lo tanto, la presión a la que se siente sometido es enorme. En segundo lugar, es cierto que, pese a que se puede llevar a cabo una apertura del espacio docente (mediante el empleo de bibliotecas, visitas a museos, uso de nuevas tecnologías,…), lo cierto es que gran parte del tiempo dedicado a la educación se desarrolla en el aula; y en esta, el docente debe actuar solo frente a un amplio grupo de alumnos. Finalmente, el docente debe hacer frente a la creciente diversidad de sus alumnos, así como a una cantidad considerable de “imprevistos” a lo largo del día a día.

Todo ello provoca que, en muchas ocasiones, algunos docentes tienen (tenemos) la sensación de estar actuando “por libre”, sin ningún apoyo más que nuestra buena voluntad y las ganas de hacer un buen trabajo.

Además, aunque la actividad docente es una mezcla de teoría y práctica más o menos conscientes, no todos los profesores somos teóricos en sentido estricto, y en muchas ocasiones basamos nuestras actuaciones diarias “en lo que ha salido bien hasta ahora”, adaptándolo a los cambios en el aula y en el alumnado, pero sin una consciencia clara de que haya una fundamentación teórica respecto a nuestra actuación.

Hay compañeros, sin embargo, que realizan un gran esfuerzo para poner sobre el papel sus experiencias, sus aciertos y sus errores, sus actuaciones en el aula, sus vivencias con sus grupos de alumnos, de tal manera que sobre estas actuaciones se puede ir creando una base teórico-práctica a partir de la cual podeos ir trabajando (adaptando) los demás.

Las actuaciones educativas de éxito, por lo tanto, son una ayuda, al mismo tiempo que un incentivo, para que el resto de profesionales podamos llevar a cabo nuestro trabajo. Teniendo en cuenta que cada actuación se realiza en un entorno concreto (profesorado, alumnos, centro, entorno educativo,…), aquellas experiencias que hayan resultado más satisfactorias pueden ser recogidas por cualquier otro docente y puestas en práctica en su propia aula o centro.

Si los resultados son igual de exitosos, mejores o peores sólo la puesta en funcionamiento de ese proyecto lo determinará, pero lo cierto es que disponer de estos “recursos” supone un importante empujón al trabajo diario.